[Técnica Kung-Fu #2] Navegación Privada

Hoy vamos a recordar otra técnica de Kung-Fu digital que todos saben o deberían saber ya: La Navegación Privada.

¿Te has preguntado alguna vez como es que tu ordenador, tan listo él, recuerda tus nombres de usuario, contraseñas, y datos de formularios en algunos sitios web? Esto se debe a las Cookies, esos archivos tan graciosos y majetes que nos facilitan mucho la navegación, pero que también tienen un lado oscuro.

Actualmente es obligatorio, por ley, que te avisen de que un sitio almacena cookies antes de que puedas seguir navegando por él. Esto es porque las cookies pueden llegar a ser una amenaza para nuestra privacidad.

MonstruoGalletasLas cookies se almacenan en un archivo temporal del disco duro que depende del navegador. Almacenan información como números de cuentas, usuarios, datos de formularios (direcciones, teléfonos, etc), datos de inicio de sesión, etc. Esta información, cuando está en mi navegador, no importa, porque es mi información, pero ¿Que pasa si se almacenan en el ordenador de un amigo, o de un cibercafé, o de cualquier otro sitio?.

No tiene ninguna gracia que estés en el ordenador de un amigo, se te olvide cerrar la sesión de Facebook antes de apagar el ordenador y que esta se quede abierta y a disposición de las maléficas intenciones de nuestro compañero.

Para ello existe un modo fácil de evitar situaciones embarazosas. ¡¡El Modo de Navegación Incógnito!!

Para navegar de estar forma (que no es lo mismo que navegar de forma anónima) tan solo debes seleccionar la opción correcta del navegador:

En Internet explorer (y Edge) pinchamos encima de la rueda dentada de la izquierda, seleccionamos Seguridad y luego Exploración InPrivate.

Navegación Privada

En Firefox es un poco más fácil. Pinchamos en las tres rallitas del menú, y seleccionamos Nueva ventana privada

Navegación Privada

En Chrome es parecido. Los tres puntitos del menú y Nueva ventana de incógnito. También podéis abrirla usando el atajo del teclado ctr+mayúsculas+n

Navegación Privada

Cuando lo selecciones el navegador cambiará ligeramente. A lo mejor aparece una mascara de carnaval (en caso de Firefox) en la parte superior, o un tipo con gafas y sombrero, como un espía, en la barra de navegación. De cualquier manera ya estaremos navegando con más privacidad.

¿Que ventajas ofrece la navegación privada o “modo incógnito”?

  1. No guarda las contraseñas ni los nombres de usuario.
  2. No almacena en el historial las páginas visitadas.
  3. No permite que las páginas que visitas hagan tracking de tu sesión (puedan averiguar datos sobre tu navegación, como el idioma que usas, de que página vienes, tu localización, etc.).
  4. No mantiene información de los archivos descargados (¡Cuidado! que estos archivos si permanecen en tu ordenador).

 

Así que ya sabéis. Podéis activar la navegación privada si vais navegar desde un ordenador donde no queréis que queden registrados vuestros datos o si vais a visitar ciertas páginas y no queréis que vuestra parienta se entere… Me refiero, por supuesto, a páginas de regalos por su aniversario :).

If you know what i mean

 

Esto no garantiza que vuestra navegación sea anónima. Las páginas que visitas seguirán sabiendo tu ip, y tu proveedor de servicios de Internet también sabrá que páginas visitas. Pero cuando cierres la sesión, los sitios que hayas visitado quedarán en el olvido… (No es del todo cierto, pero bueno, no alargaré el post con detalles).

Aquí os dejo un enlace donde explican otros 8 usos de la navegación en modo incógnito.

De cualquier forma, hagáis lo que hagáis, y naveguéis desde donde naveguéis, recordad… Ante todo: ¡Alerta Constante!

¡Síguenos y comparte!
1

Deja un comentario

www.000webhost.com